Aviso

Inicio

Alcorcón comprometido con los niños de Chernóbil

Hace ya 26 años desde que el reactor de la central nuclear de Chernóbil explotó, provocando una de las mayores catástrofes de la historia de la humanidad. Pero, aunque haya pasado tanto tiempo, los efectos devastadores de ese accidente siguen teniendo consecuencias negativas para los supervivientes y sus descendientes.

Los niños son unos de los mayores afectados en esta situación, pues además de las gravesdeficiencias de salud que sufren debido a que viven en una zona contaminada por la radiación, tienen un gran desarraigo familiar. La Asociación Proniños del Mundo, que tiene su sede en el municipio de Alcorcón, trata de paliar esta situación trayendo a España a niños procedentes de Bielorrusia, una de las zonas que resultó más afectada por la radiación, durante los períodos vacacionales.

Verónica Muñoz Castilla, presidenta de la asociación, nos cuenta que todo surgió en el año 1.994 gracias a unos vecinos de Alcorcón. Estos se enteraron de que la radiación es algo que no se va de un día para otro (de hecho, se calcula que las áreas afectadas por la central de Chernóbil no tendrán unos niveles de radiación aceptables hasta dentro de 24.000 años), por lo que quisieron hacer algo para ayudar a los afectados y, más concretamente, a los niños. Desde entonces, han traído a 1.256 niños a España en 17 años, la mayoría de ellosprovenientes de orfanatos y familias de acogida.

La Asociación Proniños del Mundo trae a los pequeños a nuestro país fundamentalmente por un motivo de saneamiento, puesto que cada mes que pasan aquí, alejados de la radiación, alargan su vida dos años. Junto a sus familias de acogida españolas, además de hacer una vida familiar que beneficia emocionalmente al niño, comen una variada y sana alimentación, y les realizan pequeñas revisiones médicas, como ir dentista o al oculista. Tal y como dice Verónica, para los pequeños ésta es una experiencia increíble, pero también es muy gratificante para las familias de acogida, pues acaban cogiéndose mucho cariño por ambas partes.

Según nos cuenta Verónica, en su país de origen los niños apenas pueden comer con variedad (por ejemplo, nunca han probado el pescado, pues el agua está demasiado contaminada), y el poco alimento que ingieren está también envenenado por la radiación. Por ello son niños con una enorme carencia de vitaminas, en especial la vitamina D, lo que les hace ser mucho más pequeños de lo que tendrían que ser para su edad, y muchos de ellos, debido a la radiación, acaban desarrollando cáncer, sobre todo de tiroides.

Este verano la asociación ha traído a un total de 27 niños bielorrusos, divididos en dos tandas: unos llegaron el 23 de junio y otros el 12 de julio, y todos se irán el 25 de agosto. Los niños vienen a España gracias a una asociación benéfica bielorrusa, que es la que selecciona a los niños que más necesitan el viaje.

Niños bielorrusos en el aeropuerto de Barajas preparados para su estancia en España / Foto: Asociación Proniños del Mundo

La Asociación Proniños del Mundo cuenta con 120 socios, que colaboran con una cuota anual de 50 euros, dinero que se destina íntegramente a traer a los niños a España. Esto paga parte del viaje, mientras que las familias de acogida se hacen cargo de los gastos durante la estancia de los pequeños.

Si quieres hacerte socio sólo tienes que contactar con la asociación a través de su página web. Por otro lado, si estás interesado en colaborar acogiendo a algún niño víctima de la catástrofe de Chernóbil sólo es necesario estar empadronado en la Comunidad de Madrid y rellenar unos simples formularios que proporciona la asociación. En el próximo mes de septiembre comenzarán a recoger solicitudes para la estancia de los niños en Navidad.

Fuente: http://tuzonaes.com/2012/07/22/alcorcon-comprometido-con-los-ninos-de-chernobil/

Additional information